top of page
  • Foto del escritorAfro

Racismo "El Origen" La conciencia del Génesis racista



En cualquier parte del mundo se ha escuchado hablar de discriminación racial. Ya sea en las afueras de un santuario shinto en la ciudad de Kioto o en los recintos de la catedral de San Pedro en la ciudad del vaticano. En la avenida Salvador Allende de Rio de Janeiro en Brasil o en una trocha de algún pueblo colombiano.

¿Qué tanto sabemos sobre racismo? ¿Por qué los principales medios de comunicación en todo el mundo presentan noticias referentes a este tema?


Aproximemos un poco nuestro conocimiento a los principios de esta práctica, su evolución a través de la historia y su ulterior presencia en la sociedad. El mundo se paraliza y aísla a la humanidad en estos tiempos por una histórica pandemia, sin embargo, una multitud enardecida se reúne en diferentes ciudades protestando por la muerte del asesinato de un afrodescendiente llamado George Floyd, el crimen realizado por agentes de la policía de Minneapolis (EE.U.U.) reaviva los acontecimientos que una vez se creían terminados en toda la humanidad.

¿Desde cuándo se puede hablar de racismo en la sociedad?


Muchos, al igual que yo, creemos que la respuesta más acertada la brinda el campo científico de la antropología social. Los principales grupos humanos en su desarrollo cultural por distintos motivos han necesitado colocar un nombre a culturas distintas a ellos. Este fenómeno se conoce como otredad. Pero el motivo que a nosotros concierne es causado por cuestiones de propugnas religiosas y supremacías económicas entre individuos de una determinada sociedad. Uno de los ejemplos más significativos en una antigua sociedad lo encontramos en el libro bíblico de génesis. En el capítulo nueve con versículo veinticinco hasta el veintisiete, luego que la población humana fue exterminada del planeta tierra a causa de un diluvio, a excepción de Noé y sus familiares. El planeta se empieza a repoblar con sus descendientes. En plena redistribución de las tribus, surge la citada escena: Noé maldice a uno de sus hijos y obliga a éste a ser esclavo de sus dos hermanos. Un acto sin duda de discriminación.



Diferentes tribus antiguas se nombraban unas a otras despectivamente para intentar suponer una supremacía cultural. Es decir: darle mayor valor a su sociedad. Aristóteles planteó un pensamiento que distinguía al ser humano en puros e impuros en su búsqueda por las diferencias entre los hombres. Este antecedente filosófico fue utilizado siglos más tarde para establecer las diferencias entre los españoles y árabes del siglo XIV: “la sangre debía ser limpia” de lo contrario eras expulsado del territorio español o subordinado ante su mandato. Posteriormente las conquistas de la corona española y con ello la necesidad de diferenciarse lingüística y culturalmente de quienes eran sometidos, dio existencia y forma a la discriminación racial.


La palabra raza fue creada y empleada para mantener una supremacía.

A partir de ello, se crean castas raciales u categorías, dependiendo del linaje de la persona: la raza pura, la raza india y la raza negra. Es una clara ley de clasificación social, y, además, esta inhumana y absurda ley, se estructuró en las épocas coloniales con la asignación de labores, derechos, deberes y castigos según su estratificación social. Es lo más parecido en la actualidad colombiana al Sisbén. Esta discriminación estructural impide que personas puedan repensar su posición en una sociedad. Las sujeta a leyes impuestas por otros humanos para prolongar su identidad.


Luego nos encontramos con la teoría del determinismo biológico en el siglo XIX. Este pensamiento supone la distinción de especies desde el nacimiento y marcan la trazabilidad de toda la humanidad. Al igual que otras muchas teorías, esta también fue utilizada por un grupo social para manifestar e imponer su superioridad. El principal argumento: Los valores, condición de género, y conducta en la sociedad eran innatos en el individuo. Así de esta manera surgieron frases tan absurdas hoy en día como: “la gente negra es menos inteligente y tiene una alta tendencia a la criminalidad”.

Absurdos como esos fueron derrumbados por documentos como “la falsa medida del hombre”.



Con el trascurso de los años, millones de personas han sufrido las consecuencias por parte de un sector social que se basa en este absurdo para intentar conseguir e imponer un ideal o autoridad. Cómo por ejemplo el holocausto llevado a cabo por el ejército nacional socialista en la primera mitad del siglo XX, el apartheid de África del sur a finales del mismo y la intolerancia desmedida por las religiones del oriente medio, que aún persisten en la actualidad. Con las enseñanzas brindadas por las tragedias; el ser humano ha enmendado su irracional actuar, Leyes de esclavitudes han sido abolidas, las construcciones de derechos humanos a nivel general, los distintos programas a nivel global Y las mediaciones exhaustivas por sínodos que pretenden la guerra entre religiones terminar.


Conmemoraciones mantienen vigilante la memoria activa para que casos de discriminación racial nunca más se vuelvan a dar: el 21 de marzo de 1966 se estableció mundialmente como Día internacional de la eliminación de la discriminación racial. Además, se establecen múltiples veedores para promulgar la eliminación de la discriminación racial. Uno de ellos es Pastor Murillo, experto de comité para la eliminación de la discriminación racial de las naciones unidas. Al igual que él, muchos coincidimos en sus declaraciones públicas manifestando que las personas somos todos iguales, sin importar linaje, sexo o religión. Y la palabra <raza no existe>.


En Colombia existen diversos programas que promueven el antirracismo, ya que lamentablemente sectores de la sociedad carecen de educación y son susceptibles a ser manipulados por este instinto de auto inferioridad. En Medellín se creó la campaña #noesunchiste y en Bogotá #Bogotaledicenoalracismo. ejemplos de campañas que buscan promover la equidad. En diferentes sectores del país reaparecen con más fuerzas iniciativas autoorganizadas y gubernamentales proponiendo con sus acciones acabar por siempre la ignorancia racial.


Colombia es un país por naturaleza interétnico, y su mayoría de habitantes pertenecen a una cultura fenomenal. Sin embargo, una minoría alienada y terrorífica muchas veces expresa y esconde este instinto de violencia para atacar a los demás. Muchas veces son ejemplos frívolos como el del pasado mes de mayo de 2020, cuando en una emisora radial se expresan en contra de una etnia de la guajira. O en algunas ocasiones quedan impunes los asesinatos llevados a cabo por grupos neonazis en la capital, Bogotá.

El 2 de junio a las 7: 00 pm, el reconocido activista mundial Michael Moore, público en su red social facebook los últimos acontecimientos llevados a cabo por los mandatorios de los estados unidos referente al caso de George Floyd.:


“El presidente estadounidense amenaza a la acción militar contra los estadounidenses”.


¿Irónico? ¿Satírico? ¿Nefasto? ¿Paradójico?

La opinión no es lo importante, es la mentalidad de igualdad lo que equivale resaltar.


Por: Héctor Alonso Pérez Bettin.

Fotos: Charly Salamanca

49 visualizaciones
bottom of page